La semana pasada vimos qué era Crystal, la herramienta que permite analizar la personalidad tomando como base las publicaciones en Internet sobre un individuo. Hoy cuento qué es Geofeedia, un servicio de monitorización y análisis de publicaciones en social media y usuarios en tiempo real.

¿Cómo funciona? Puedes delimitar en el mapa un área, o indicar una dirección exacta, y tendrás de forma instantánea unos resultados geolocalizados de todos los impactos sociales de diversas redes, usuarios incluidos: fotografías en Instagram, “tuits”, vídeos… Utiliza los post y fotos de Twitter, Facebook, Instagram, Youtube, Picasa, y Flickr. Con todos, puedes elaborar informes, filtrar por palabras clave, e incluso mandarlos a tu CRM para asociarlos a potenciales clientes. Ahí es nada.

En el siguiente vídeo la empresa explica las características del servicio con algunos ejemplos:

La utilidad que tiene es indescriptible, y creo que tiene muchas posibilidades aún no descubiertas. Pensemos en las fuerzas y cuerpos de seguridad a la hora de enfrentarse con las modernas manifestaciones, donde una gran masa lleva el móvil en la mano y va retransmitiendo en directo sus acciones. En un periodista que quiere contar al segundo con qué información se está generando sobre un acontecimiento en una zona determinada. En una empresa que quiere hacer un seguimiento sobre qué se dice sobre un establecimiento propio o de la competencia que ha realizado una oferta…

Una de las características que me parecen más interesantes para las empresas es la integración con Salesforce, el gigante del CRM en línea. Geofeedia permite convertir “social data” en nuevas oportunidades de venta, en casos de soporte a clientes, o simplemente en información que añadir a la ficha del cliente para análisis.

Volvemos a los problemas de siempre: cuidado con estas colectas de datos de personas sin proporcionar información, que uno no puede recoger lo que le de la gana para hacer lo que quiera. Un ejemplo más de choque de una herramienta concebida en USA, que aprovecha todo lo disponible en Internet, con la normativa española, y por ende, la europea.

¿Estamos o no en desventaja competitiva?

EspeBici

Esperanza Aguirre se dio una vuelta ayer en bicicleta con Mariano por Madrid Río. Creo que no queda nadie por enterarse, ya que la colección de montajes ha sido digna de recopilación para sorna y pitorreo. Ahí la tenemos en una de las fotos de su Instagram…

Pero esta mañana me he enterado de que Esperanza no solo es ciclista, sino que también es corredora.

Sí, Esperanza Aguirre va a correr y me ha invitado a correr con ella. Qué detalle, de verdad.

Pero hay un problema: me ha escrito el Partido Popular de Madrid, y yo no tengo nada que ver con ellos. Aparte de colocar la correspondiente denuncia en la Agencia Española de Protección de Datos, les he pedido una explicación para que me cuenten de dónde demonios han sacado mi dirección de correo electrónico, y aunque ya lo tengo claro, quiero ver la contestación que me dan.

EmailEspe

A algún gaznápiro de ese partido se le ha ocurrido la brillante idea de enviar un correo electrónico con publicidad de esta carrera desde la cuenta (info@ppmadrid.es) a bastante gente que está incluida en un fichero que no es del Partido Popular de Madrid, y cuyo titular, cuando recogía los datos para apuntarse a carreras populares, ni nos ha contado que se iban a ceder ni a quién, ni cuando ha hecho la primera cesión tampoco nos ha informado.

Me da igual que se monte en bicicleta, se ponga en tanga, o que se vista de bombero como otro de los candidatos. Cada uno es libre de hacer lo que quiera una vez cada cuatro años. Pero lo que no me da igual es que vayan por ahí usando direcciones de correo sin permiso, y que haya empresas que se las faciliten, también sin permiso.