Ahora le toca a Gmail

logogmailEn octubre del año pasado y de modo casi casual me fijé en los anuncios que te colocan cuando utilizas el servicio de correo electrónico de Gmail. Todo por la declaración de Steve Ballmer de que Google lee el correo electrónico de los usuarios.

FACUA ha colgado hoy mismo en su sitio web la siguiente noticia:Gmail, el “correo espía” de Google, ilegal en Europa

Ahí es nada. Ni más ni menos afirman que están pendientes de recibir la respuesta oficial de la Agencia Española de Protección de Datos, que “ha declarado ilegal el modelo de negocio” en el que está basado el negocio de correo electrónico Gmail. La noticia está redactada en un tono bastante sensacionalista: “FACUA ha ganado al gigante estadounidense Google la primera batalla contra la intromisión en la privacidad del correo electrónico”, “Google debe reorientar el negocio”, “la empresa no tiene otra salida en la UE que reconducir el negocio”…

FACUA menciona el Dictamen 2/2006 del GT29 sobre el respeto a la privacidad en relación con la prestación de servicios de cribado de correo electrónico, de 21 de febrero de 2.006, y la “Declaración sobre buscadores de Internet”, aunque la AEPD ya se pronunció sobre el asunto en octubre del año pasado con su Informe Jurídico 391/2007, sobre cribado de correo electrónico.

Estos de FACUA no saben con quién están jugando la partida. Por mucho que diga la AEPD, poco hará Google, que ya ha pasado olímpicamente de las peticiones de la Unión Europea sobre conservación de logs y cookies, riéndose de cualquier institución a la que se le ocurra aconsejarle algo. Y también de la misma AEPD: ¿creen que van a hacer caso de la “Declaración sobre buscadores”?

Permítanme que me desternille: el negocio es el negocio, y cuando es tan rentable como el de Google… ni AEPD, ni UE, ni nada.

A veces las consideraciones que hacemos los que nos dedicamos a esto de la protección de datos, o asociaciones como FACUA, están en el plano de la teoría, del “deber ser”. El “ser” a menudo es muy diferente, más de lo que nosotros creemos. Los usuarios quieren servicios que funcionen y están dispuestos (o anestesiados) a ni pensar en lo que FACUA llama “derechos ciudadanos”. También piensan que su privacidad es suya y solo suya, y que con pueden disponer de ella como quieran. Eligen el servicio Gmail o cualquier otro porque les sirve, y les importa tres pimientos que les coloquen anuncios al lado de los mensajes aunque estén relacionados con el contenido del mensaje. Esta es la realidad.

¿Cuántos usuarios de Gmail van a dejar de utilizarlo por esto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.