Pónganse de acuerdo

Ayer leí el Manifiesto por la Lengua Común que Fernando Savater presentó en el Ateneo de Madrid el lunes. La iniciativa es irreprochable, dado el insoportable acoso que sufre el español (sí, he puesto español, ¿pasa algo?) en Cataluña, País Vasco, Galicia y también en Baleares.

exclamacionSoy muy sensible a este tema, ya que he vivido un tiempecito en Mallorca y he tenido que pasar por chorradas varias, como por ejemplo tener que aguantar que un funcionario que come de lo que yo pago a Hacienda no quiera hablarme en español, o tener que traducir un acta al catalán a pesar de que todo el mundo conocía el español por el capricho de un acomplejado mallorquín vendido a las habichuelas del nacionalismo catalán (que no mallorquín, manda narices).

Aunque esto parezca un off-topic, resulta que para llevar a cabo la iniciativa del Manifiesto se están recogiendo datos de personas a través de varias páginas web: en la del diario El Mundo, en Libertad Digital, y en la del partido político Unión, Progreso y Democracia.

Por deformación profesional, siempre me fijo en casi lo mismo, en la primera cara de la protección de datos, la dichosa cláusula informativa del artículo 5 LOPD. Veamos lo que dicen:

Esta es la del periódico El Mundo:

Estos datos serán incorporados a un fichero de Unidad Editorial Información General S.L., con domicilio en Madrid, Avda. de San Luis n° 25, con la finalidad de gestionar su apoyo al “Manifiesto por la Lengua Común”, divulgando su adhesión al mismo y realizando cualquier acción de presentación de las firmas obtenidas ante cualquier organismo público o privado, con objeto de defender la lengua común. Usted podrá ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante petición escrita dirigida a la dirección antes indicada (Ref. LOPD).

Ésta la de Unión Progreso y Democracia:

A los efectos de lo dispuesto en la normativa vigente de protección de datos de carácter personal, los firmantes quedan informados y expresamente consienten la incorporación de sus datos, incluida la dirección de correo electrónico, al fichero correspondiente del que es responsable UNIÓN PROGRESO Y DEMOCRACIA, así como el tratamiento informatizado o no de los mismos. Los datos recogidos serán tratados con la finalidad de incorporar dichos nombres como firmantes del Manifiesto, así como de mantenerle informado de las actividades que, en relación a esta finalidad, se lleven a cabo. UNIÓN PROGRESO Y DEMOCRACIA garantiza que todos los datos personales contenidos en el presente documento serán utilizados con la finalidad, en la forma y con las limitaciones y derechos que concede la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal. El presente consentimiento se otorga sin perjuicio de todos los derechos que le asisten en virtud de la norma antes citada, y especialmente de la posibilidad de ejercitar gratuitamente los derechos de oposición, acceso e información, rectificación, cancelación de sus datos y revocación de su autorización sin efectos retroactivos, que podrán ser ejercitados dirigiendo comunicación bien por correo postal al Apdo. de Correos 36127, 28080–Madrid o mediante un correo electrónico a lopd@upyd.es

Y esta última, la de Libertad Digital:

Los datos serán incorporados a un fichero de Libertad Digital SA, con domicilio en Madrid, Juan Esplandiu 13, 28047 MADRID, con la finalidad de gestionar su apoyo al “Manifiesto por la Lengua Común”, divulgando su adhesión al mismo y realizando cualquier acción de presentación de las firmas obtenidas ante cualquier organismo público o privado, con objeto de defender la lengua común. Usted podrá ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición mediante petición escrita dirigida a la dirección antes indicada (Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal).

Hala, ahí queda eso. Por libre los tres.

Mi primer impulso, tal y como recogen los datos en estos “formulariowebs”, es cogerme un generador de números de NIF válidos, por si acaso comprueban la concordancia letra-número, instalarme un programita de estos que enmascaran la IP, y pegarme una semana entera a destajo inventándome nombres y apellidos e introduciéndolos en los formularios para que en vez de los 20.000 firmantes haya dos millones.

La pandilla de paletos excluyentes del español hará valer en su interés que esto no vale para nada. ¿Qué garantía hay en la afirmación de que tienen ya veinte, cincuenta o doscientas mil firmas? Ninguna. Hale, ya estáis deslegitimados, y se lo estáis poniendo a huevo.

Unas reflexiones:

– ¿qué entidad es la que organiza esto, y como tal, es responsable de ese fichero? ¿UPyD, Libertad Digital, o Unidad Editorial Información General?, ¿las tres?, ¿Fernando Savater?, ¿o ninguna de las anteriores?… ¿es que cada una va a hacerlo por libre?

– resulta que si me apunto vía UPyD, me va a llegar información de las actividades que se organicen… pero en los otros dos promotores, nada de nada. Muy curioso.

– “Divulgando su adhesión al mismo…”,… ¿cómo? ¿colgando mi nombre en Internet, publicándome en un periódico, o por la radio? ¿en una pancarta gigante en la Plaza de Colón cuando le ganemos a Rusia?

– “… realizando cualquier acción de presentación de las firmas obtenidas ante cualquier organismo público o privado…”, … ¿ah, si? ¿pero a cuáles? ¡A ver si cuando se lo presenten a la Generalitat me van a poner en una lista negra!

– “… con objeto de defender la lengua común… “, ¿de qué manera?…

Paso de hacer referencia a la normativa legal. Estas entidades tienen presupuesto suficiente como para contar con una asesoría como toca en la materia, que oigan Vds., su importancia tiene.Y al menos podrían haberse COORDINADO para hacer esto como toca, ¿verdad, caballeros?

A pesar de lo loable de la iniciativa, en mi opinión, así no sirven para nada los datos que Vds. están recogiendo. Espabilen. A ver si ahora el “malo” voy a ser yo por contárselo aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.