Bynamite, gestión de perfiles y publicidad on-line

BynamiteLogoMientras buscaba información sobre la elaboración de perfiles de usuarios de Internet, he encontrado Bynamite, una pequeña “start-up” fundada por Ian Wilkes y Ginsu Yoon, antiguos trabajadores de Linden Lab (Second Life). El concepto del que han partido es muy interesante: quieren dar el control al usuario sobre su información de un modo muy sencillo, de tal forma que sepa en todo momento qué perfil está ofreciendo a los anunciantes. Partiendo de ese control, conciben la información personal como moneda de cambio, y creen que en un futuro este tipo de perfiles puede servir para realizar transacciones entre usuarios y anunciantes, como por ejemplo, descuentos a la hora de adquirir un producto o servicio si el usuario ofrece acceso a su perfil. No es que sea un concepto nuevo, ya que todo el mercado de los datos en Internet se basa en él, sino que otorga cierto equilibrio a esta relación, y da la posibilidad de que el usuario pueda controlar cuánto y qué es lo que ofrece. No olvidemos que la mayoría de los servicios gratuitos de los que disfrutamos lo son a cambio de ser objetivo de publicidad: la misma AEPD, enuna resolución de archivo sobre la publicidad contextual en Gmail, dejó claro que “el precio del servicio que paga el usuario es autorizar el tratamiento de sus datos personales para recibir publicidad”.

Esta aplicación es de momento una extensión para los navegadores Chrome y Firefox, y si la instalamos nos permite, sin bloquear la publicidad, conocer qué perfil estamos construyendo y mostrando a los anunciantes con un formato de mapa web:

BynamiteMap

Nos notifica regularmente sobre qué preferencias se van añadiendo, y podemos eliminar con un “clic” las que no nos interesen, ofreciendo así una imagen más fiel de nuestros gustos para no ser objetivo de anuncios sobre productos y servicios poco atractivos. También podemos sumar más preferencias. Google fue pionero en este sentido con su Centro de Privacidad y la posibilidad de gestionar desde éste nuestras preferencias sobre los anuncios que nos muestra, pero Bynamite nos puede llegar a ahorrar la gestión de las preferencias en todas y cada una de las diferentes páginas web que utilicemos…

Ni qué decir tiene que para las empresas anunciantes esto podría suponer una revolución: es el usuario quien decide qué tipo de anuncios quiere ver, se segmenta él mismo y a plena conciencia. Con esto aumentaría el retorno de la inversión en publicidad a buen seguro, puesto que las campañas tendrían más eficacia.

Ahora una pequeña reflexión: ¿qué tal si los dueños de Bynamite le dieran un pequeño giro para adaptarlo a la nueva regulación europea de las “cookies”? Podrían poner en manos de los anunciantes y de los usuarios un magnífico instrumento con el que todos saldrían ganando, y se cumpliría la “estricta” normativa. Desde hace bastantes meses el sector de la publicidad on-line sabe que tiene que adaptar su modo de trabajar a las nuevas exigencias de la Unión Europea, al haberse modificado la Directiva 2002/58/CE. El G29 ha dado suopinión sobre el asunto, llegando incluso a afirmar que este cambio supone una oportunidad de innovación para las empresas implicadas. Sin embargo no hay movimientos para afrontar los cambios, sino lamentaciones y reproches, y no parece que haya mucha intención de cambio. El potencial en servicios relacionados con la gestión de la privacidad sí que lo están empezando a ver los que vienen llevando la iniciativa en innovación un tiempo: baste con leereste artículo del Wall Street Journal que explica que las empresas de capital riesgo empiezan a apostar por este tipo de soluciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.