La LOPD tiene la culpa

closedAcxiom, empresa que comercializa soluciones de datos de consumidores y servicios para gestionar bases de datos de alta calidad, ha anunciado que deja de trabajar en España debido a las estrictas leyes sobre protección de datos.

El portal Marketingdirecto.com ha tenido acceso a la carta explicativa que la empresa ha remitido a clientes y proveedores, entre la que se encuentra la siguiente afirmación:

El entorno del marketing B2C en España, en particular el referido a las tan estrictas leyes sobre protección de datos, ha hecho que sea extremadamente difícil desarrollar y vender nuestras soluciones de una forma comercialmente viable.

No entiendo cómo es posible que afirmes ser líder y gestionar datos muy diligentemente, y tener que cerrar el “chiringuito” porque la legislación es dura. Puede ser muy, muy dura, pero lo es para todos. Que no sepan comprender y trabajar con la legislación que regula su actividad dice muy poco sobre ellos.

¿Qué ocurre con el resto de empresas que comercializan el mismo tipo de soluciones? Lo que no me consigo explicar todavía es cómo sobreviven. A día de hoy la información no corre, sino vuela, y está a disposición de cualquiera. Si una empresa gestiona bien su base de datos de clientes, es la que más detalles sobre ellos posee, y poco necesita enriquecerla. Y en cuanto a prospectos, se pueden obtener los de nueva creación de fuentes de acceso público.

Un reto sería analizar lo que una empresa de tamaño medio gasta al año en productos de este tipo de empresas de soluciones de datos tipo Acxiom, y compararlo con el coste que tendría el crear un equipo interno que se dedicara a realizar las mismas tareas. Quizá esto que propongo es una desfachatez, pero habría que hacer una prueba y evaluar los resultados.

EEUU podría llegar a tener una autoridad de protección de datos

USAEl Congreso de los EE.UU. ha aprobado un proyecto de ley que prevé instituir una autoridad federal independiente para la tutela de la privacidad y de la libertad civil, con competencia para vigilar la actividad de los organismos federales.

Todavía deberá pasar por el Senado, pero es un paso importante que puede facilitar el entendimiento con Europa en el campo de la protección de datos, sobre todo en cuanto a la cooperación judicial y policial.

La “Privacy and Civil Liberties Oversight Board” (así se llamará) deberá garantizar el respeto de la privacidad y de las libertades civiles previstas en la Constitución norteamericana por parte de varias agencias que operan en la lucha contra el terrorismo. Se compondrá de cinco miembros nombrados por el Presidente del Congreso a petición del Senado, teniendo en cuenta su cualificación profesional, la experiencia en el sector, el reconocimiento público obtenido, y con la garantía de que no pertenecerán más de tres al mismo partido político.

Resulta curioso el hecho de que el proyecto de ley prevea la existencia de un organismo protector de datos que también se ocupe de supervisar la labor diaria de diversas agencias y ministerios, y no sólo de la lucha antiterrorista.