Detenido por promocionar y vender software espía

EspíaA últimos de septiembre, el FBI detuvo en Los Ángeles a Hammad Akbar, el CEO de la empresa Invocode, acusándole de vender el software espía StealthGenie. La página web donde se promocionaba la aplicación ha sido cerrada temporalmente, pero ha quedado abierto su canal de YouTube, donde están disponibles varios vídeos que sirven para hacerse una idea de las características del programita. De entrada, el software es indetectable. Una vez instalado, permitía, entre otras cosas, hacer un seguimiento en tiempo real del sujeto que llevase el teléfono móvil, grabar sus conversaciones, mensajes de texto o “whatssapp”,  activar el micrófono del dispositivo y hasta marcar “zonas prohibidas” para recibir alertas si el individuo entraba en ellas.

Si nos vamos a su página web, es una empresa como otra cualquiera, dedicada a comercializar software diverso, entre el que se encuentran soluciones basadas en la geolocalización. Sin embargo, la promoción y venta de software espía no está admitida en USA.

Igual que pasa con las noticias en los periódicos, las opiniones de los usuarios suelen ser lo mejor, no tienen desperdicio. Desde padres controlando a sus hijos, hasta empresarios que controlan a sus trabajadores, pasando por parejas que pillan a su media naranja engañándoles:

La característica de grabación es la mejor. Así me enteré de que mi novio me engañaba. El teléfono actúa como un micrófono, y así descubrí que tenía otro teléfono secreto para hablar con la otra… Stealth Genie me ayudó a descrubir sus mentiras, y a patear su sucio culo

Nunca me había puesto a buscar herramientas de este tipo, pero resulta que hay bastantes en el mercado, como por ejemplo MySpy y MobiStealth. Eso sí, ninguna tiene condiciones de compra tan buenas como las que daba StealthGenie: si no quedabas satisfecho, te devolvían el doble de lo que habías pagado. Los planes que ofrecían partían de 16$ mensuales. No estaba nada mal.

El laboratorio social de Facebook y algunos enlaces.


InvestigacionLupaLas noticias sobre el experimento de Facebookcon unos 700.000 usuarios se siguen sucediendo. Se dedicaron a alterar durante una semana el algoritmo que selecciona las noticias del muro de cada usuario para comprobar si estas reacciones eran contagiosas. El asunto se despachó con unas disculpas, y pelillos a la mar.

Sin embargo, el asunto tiene más profundidad del que puede parecer a primera vista. Hace falta primero ponerse en antecedentes con la siguiente noticia de junio de 2012, de la prestigiosa MIT Technology Review:

What Facebook knows (MIT Technology Review)
Narra cómo un completísimo equipo de investigadores interno de Facebook se dedica a escudriñar en el comportamiento humano. ¿Para qué? Entre otras cosas, para que la compañía gane más dinero. El conocido “Data Science Team” , con 12 personas por aquél entonces, lo componen sociólogos y expertos en datos que navegan en la mayor base de datos sobre el comportamiento humano que ha existido en la historia de la Humanidad.

Muy lógico. No sería muy inteligente desaprovechar el conocimiento que puede generarse investigando la información que contienen los servidores de la empresa. Personas, sus relaciones, localizaciones, gustos… y en tiempo real. La cuestión es que llevan haciendo experimentos desde hace mucho tiempo, y no levanta muchas preocupaciones. En la siguiente noticia de Forbes podemos ver algunos más.

10 other Facebook experiments on users, rated on a highly-scientific WTF scale (Forbes)
Kashmir Hill hace una relación de 10 experimentos ordenados en una escala de mayor a menor impacto. Hay alguno curioso, como el que pretendía saber si los usuarios responden a una petición de ayuda. Y algunos preocupantes, como el que buscaba conocer si los usuarios son influenciables en sus decisiones de voto en plena campaña electoral.

Las siguientes noticias ya no tienen nada que ver con el laboratorio:

Data retention held unconstitutional in Slovenia (Digital Rights Ireland)
La Corte Constitucional de Eslovenia ha declarado que su ley de retención de datos es inconstitucional, y ha ordenado el borrado de todos los datos recogidos en el período en el que ha estado vigente dicha ley. El Tribunal de Justicia  de la Unión Europea declaró en abril que la Directiva de retención de datos es inválida, y también otros países habían hecho lo propio con sus leyes (Austria, Bulgaria, Chipre, República Checa, Alemania…). Tendríamos que preguntarnos qué pasa en España.

Una lista trata de recoger los resultados borrados de las búsquedas de Google (El Mundo)
Un informático, de pura casualidad, escogió para una de sus prácticas semanales el asunto del derecho al olvido. Publicó una página web donde pueden listarse los enlaces que siguen estando activos en sus fuentes originales, y sin embargo, Google ha tenido que eliminarlos de sus resultados de búsqueda. Una demostración más de lo absurdo que resulta ese  pretendido derecho en la práctica.

Whatssapp, y las fotografías de sus usuarios
David González (NT Abogados) informó en su Twitter de la existencia de la página web PhotoWhatsapp. Tengo que decir que ha sido la sensación de amigos y conocidos: que teclees un número de móvil, y que si tiene instalado la archifamosa aplicación, te salga la fotografía del perfil… simplemente no tiene precio. Dejamos aparte las cuestiones de seguridad y demás, ¿no?