La Comisaria europea de Interior de la UE, ¿corrupta o “topo” de EE.UU.?

Corrupción

El fin de semana pasado se publicó una noticia que ha pasado prácticamente desapercibida en el gremio: Cecilia Malmström, Comisaria de Interior de la U.E. en el anterior período legislativo, ha estado colaborando con los norteamericanos en intentar frenar el Reglamento europeo de protección de datos.

La información ha aparecido en el blog del grupo de defensa de los derechos digitales Access. Solicitaron en 2013 acceso a documentación tanto de la Comisión Europea como de los Departamentos de Estado, Justicia y Comercio de EE.UU. El objetivo que tenían era aclarar las presiones “useñas” a la Unión Europea para frenar la aprobación del Reglamento de protección de datos.

El correo electrónico, de 12 de enero de 2012, de un trabajador de la NTIA (National Telecommunications and Information Administration) del Departamento de Comercio, hace referencia al borrador de uno de los documentos que redactó el “lobby” de la administración Obama para influir en la redacción del Reglamento. Eso es lo de menos; lo de más es que indica que el gabinete de Malmström había estado compartiendo información con la misión de EE.UU. en la Unión Europea, incluyendo las fechas apropiadas para publicar el documento de “lobby”, información sobre políticas internas de la Comisión, y sus preocupaciones sobre cómo la propuesta podía provocar un conflicto entre la U.E. y los intereses norteamericanos en la aplicación de ésta.

La susodicha Comisaria fue la encargada de averiguar si EE.UU. había espiado a europeos que estuvieran incluidos en la base de datos de SWIFT, que contiene información sobre transacciones financieras europeas. Cerró el asunto con la afirmación de que EE.UU. le había dado “garantías por escrito” de que no lo había hecho. Como el Parlamento Europeo no quedó satisfecho con la investigación, en marzo de 2014 solicitó la suspensión de las negociaciones para cerrar el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones con EE.UU. Hasta la fecha, no ha habido reacción de ningún tipo a la petición.

Por cierto, Malmström será nombrada como Comisaria de Comercio si así se aprueba en una sesión plenaria del Parlamento Europeo que se celebrará el 22 de octubre. Digo yo que el nombramiento se hará por sus “buenas relaciones” con los norteamericanos. Resulta que el lunes , en una audiencia de 3 horas previa a su posible nombramiento, se le preguntó por el “asuntillo” y respondió que rechazaba las acusaciones,  porque eran “infundadas” y estaban “basadas en malinterpretaciones y mentiras”.

La respuesta de Access no se ha hecho esperar: la fuente de la información es más que fiable, ya que se trata de un correo electrónico obtenido de forma legal del Departamento de Comercio de EE.UU., y que demuestra de modo claro su implicación.

Bochorno y vergüenza. Es lo único que se me ocurre. Este es el nivel de “nuestros” representantes europeos. Corrupción pura, y negar la mayor cuando la tienen delante.

La noticia, aquí en GigaOm. Actualización de hoy mismo, aquí en Techdirt.

La web “Hidden from Google”, fruto de una casualidad.

El viernes por la tarde me llegó un correo de Lauren Weinstein, donde comentaba que había descubierto la página web “Hidden from Google”, donde se recogen enlaces que han sido censurados por Google. Nada más recibirlo, entré, y he aquí la finalidad de la citada página:

El propósito de este sitio es enumerar todos los enlaces que están siendo censurados por los motores de búsqueda debido a la reciente sentencia del derecho al olvido en la UE. Esta lista es una forma de archivar las actuaciones de la censura en Internet. Le corresponde al lector decidir si nuestras libertades se respetan o se violan por las recientes decisiones de la UE.

Esta página es una iniciativa de Afaq Tariq, un programador web residente en EE.UU., y en mi opinión, demuestra lo inútil que es ir contra la naturaleza de Internet.

Resulta que Google, o cualquier buscador, está obligado a retirar los contenidos, y sin embargo, éstos pueden seguir apareciendo en la fuente original. Un completo sinsentido. E incluso ahora, cualquier interesado en que la noticia donde aparecen sus datos personales no esté en el listado, habría de dirigirse al autor de esta página para que los retirase… y así, hasta el infinito, puesto que otras muchas páginas podrían ponerse a listar enlaces que han sido eliminados de los resultados de búsqueda de cualquier motor, pero permanecen como fuente original.

Mi primer impulso al recibir el correo de Lauren fue escribir un pequeño artículo, pero decidí contactar con el autor y enviarle un par de preguntas sobre su iniciativa. Lo más interesante es que creó el sitio web de casualidad (¡…!). Os dejo a continuación las respuestas que me ha dado:

¿Cuál fue la razón que te llevó a abrir la página?

Al principio creé la página para probar una nueva tecnología con la que estaba practicando. Sin embargo, nunca creo una web sin sentido. Busqué en Google News para inspirarme en algún tema interesante. Normalmente, me gusta coger una idea cada fin de semana, que valga la pena desarrollar como experiencia de aprendizaje.

El tema de moda que vi no hace algunos fines de semana fue el asunto del derecho al olvido. Tras leer unos cuantos artículos, me dí cuenta de que mientras que muchas páginas publicaban artículos con su indignación con Google porque les mandaba peticiones de censura, ninguno de ellos había generado una simple lista con esos enlaces.  Me pareció alarmante que esos artículos estuvieran vivos en Internet, pero que luego Google simplemente no los hubiera indexado para la Unión Europea.

Viendo este sinsentido, me pareció que era algo útil en lo que gastar mi tiempo. Entonces decidí abrir la página. 

Hay algo que me gustaría apuntar: la página no ha de ser considerada como una defensora de la privacidad, sino un sitio donde informar para que se genere un sano debate. Si la comunidad decide que no tiene valor para el debate sobre la privacidad online, la quitaría sin problema.


¿Qué impresión tienes sobre el punto de vista europeo sobre el derecho al olvido?

Para ser claro, te digo que ni tenía ni tengo una opinión sobre el asunto del derecho al olvido. No estoy seguro si apoyo o no la decisión de la Unión Europea. Hay muchos hechos a tener en cuenta en cada caso de censura de resultados de búsqueda hecho por una empresa privada, como Google. Hay mucha gente que me ha dicho que hay víctimas de acoso descarado por parte de los medios; pero sería absurdo decir que todos los casos son iguales.

 Mi punto de vista no ha tenido nada que ver con la página web, es resultado de una práctica.